Sus Hijos Y El Dinero

¿Hay algún momento adecuado para presentar el mundo de las finanzas a su hijo?

Es una pregunta común, pero la respuesta no siempre es fácil. Durante mi carrera, lo he visto todo—padres entusiasmados abriendo una cuenta para su niño recién nacido, el adolescente indiferente cuya motivación para abrir una cuenta es tranquilizar a un padre fastidioso, o innumerables estudiantes universitarios entrantes al primer año abriendo su primera cuenta corriente durante la loquera de la mudanza al recinto. ¿Es alguno de estos escenarios lo ideal? ¿O estamos fallando de reconocer el cuadro a largo plazo?

Se podría decir que cada uno de estos escenarios es una oportunidad para comenzar a edificar una poderosa relación financiera  y yo seguramente estaría de acuerdo. La misión de Notre Dame FCU se refiere a la actividad servicial de cambiar vidas y no puedo imaginarme un papel más gratificante que el de un médico financiero ayudando a aconsejar a un joven adulto.

Notre Dame FCU Mission Statement_SPANISH

Sin embargo, creo también firmemente que una buena base para la educación financiera comienza mucho antes de que el acto físico de la apertura de una cuenta. Una base sólida en el hogar puede ayudar a darle a su hijo información realista sobre el valor del dinero y preparando presupuestos a medida que se convierten en adultos independientes.

Un buen primer paso podría ser presentarle a su hijo cómo usted administra su propia cuenta corriente hogareña. No importa cuánto dinero usted tenga o si usted prefiere escribir cheques, utilizar la banca en línea o una aplicación móvil, los conceptos son los mismos—dinero entra, y  dinero sale. Discuta con su hijo cómo es que usted distingue entre los costos de los deseos frente a las necesidades, y lo más importante las consecuencias de un error de dinero.

Los pilares de la educación financiera como mejor se colocan son en el hogar y puede ser a la edad cuando su hijo comienza a ahorrar para ese primer “artículo de mayor precio". Es la oportunidad perfecta para involucrar a su hijo en el proceso de apertura de una cuenta de ahorros. Traiga a su hijo a la sucursal, preséntelos a su cajero favorito, permítales realizar depósitos o retiros, supervisar los estados de cuenta, y explique cómo sus ahorros pueden crecer con el tiempo. Estas son destrezas valiosas aprendidas en pequeña escala.

Nuestras cuentas para jóvenes están especialmente diseñadas para servir a usted y a su hijo como ayuda  a desarrollar una comprensión básica sobre los buenos hábitos en cuanto al dinero. Ahorros Dollar Dog es una cuenta que genera dividendos, sin cuota mensual, que se adapta perfectamente para cualquier niño o adulto joven.  Una vez que su hijo esté listo, tráigalos a su sucursal favorita y permítanos ayudar a guiarlos a la siguiente fase de su futuro financiero.

By Melissa Goins, Manager of Operations, Notre Dame FCU

Share

Leave a comment