Entendiendo las Cuentas de Ahorros Médicos FSA vs HSA

Desglosando Cuentas de Ahorros Para Gastos Médicos y Cuentas de Gastos Flexibiles

Existen múltiples planes de ahorro médicos favorecidos por los impuestos que pueden lograr que los pagos por gastos médicos sean más manejables cuando están asociados con planes de seguro médicos. Si bien todas estas opciones tienen grandes distintivos y beneficios, pocos profesionales de salud y de la banca se toman el tiempo para interpretarlos en lenguaje fácil de entender. Los dos planes de ahorro médico más comunes que a menudo se confunden entre sí son las Cuentas de Gastos Flexibles (Flexible Spending Accounts) (FSA) y las Cuentas de Ahorros para Gastos Médicos (Health Savings Accounts) (HSA).

Un individuo y su cónyuge son generalmente incapaces de hacer contribuciones a tanto una FSA como a una HSA. Debido a esto, es importante entender las similitudes y las diferencias entre las dos cuentas para asegurarse de que usted está escogiendo la mejor opción para las necesidades médicas suyas y las de su familia.

ÚSELO O PIÉRDALO

Una Cuenta de Gastos Flexible (FSA) es una opción de úselo-o-piérdalo para ir guardando dinero para pagar gastos médicos durante todo el año. Una FSA permite a los empleados ser reembolsados por los gastos médicos. Estas cuentas por lo general son financiadas a través de acuerdos de reducción voluntaria de sueldo con un empleador. Esto significa que ningunos impuestos federales se deducen de la contribución.

En el año 2019, el Internal Revenue Service (IRS) determinó que contribuciones de reducción de sueldo a una FSA no pueden exceder $2,700 (aunque un empleador puede establecer un límite de la contribución más bajo). Si la FSA se agota durante el año, un individuo no puede cambiar ni revocar su elección a menos que haya un cambio de empleo o de situación familiar que se especifica en el plan.

Para tomar distribuciones de una FSA, una tarjeta de débito o de crédito es emitida generalmente. En algunos casos, las compañías de seguros requieren prueba por correo antes de que reembolsen gastos elegibles de la FSA hechas de su propio bolsillo. Generalmente, si quedan fondos en la cuenta al final del año, ese dinero se pierde y no se transfiere al año siguiente. En su lugar los fondos no utilizados volverán al empleador, quien puede utilizar los fondos para administrar el programa.

Distintivos. FSA vs HSA

REINVERSIÓN DE AÑO A AÑO

Una Cuenta de Ahorros para Gastos Médicos (HSA) funciona de acuerdo con un Plan de Salud con Deducibles Altos (o calificado por HSA). El IRS establece límites de contribución anual dependiendo del tipo de cobertura médica que tenga una persona. Individuos pueden contribuir hasta el límite máximo anual y los dólares no utilizados serán reinvertidos de año en año. Esto permite que un individuo ahorre para las necesidades médicas más grandes o las del futuro.

Con una HSA, los individuos elegibles pueden cambiar sus elecciones de contribución tantas veces como quieran durante todo el año. Además de la cantidad de contribución anual, una vez que usted alcance la edad de 55 años, puede contribuir unos $1,000 adicionales como un ponerse al corriente. Si usted y su cónyuge ambos tienen más de 55 años y están cubiertos por un plan HSA calificado, ambos puede que estén elegibles para contribuir los $1,000 de ponerse al corriente.*

¡La reinversión distintiva de las HSA está causando que se disparen en popularidad, permitiendo que los individuos cubiertos ahorren para procedimientos mayores, o incluso mirar hacia la jubilación! Según vaya usando su HSA, piense a largo plazo. Basado en los beneficios fiscales y los gastos médicos previstos en la jubilación, sencillamente hace sentido poner tanto como usted pueda y le sea permitido, incluso si usted es un individuo saludable con gastos médicos limitados.

MAXIMIZAR BENEFICIOS DE IMPUESTOS

Los costos médicos promedio de una pareja en la jubilación a partir del 2019 pueden ser tanto como $285,000. Muchos individuos han decidido comenzar a ahorrar para esos gastos desde temprano. Si una pareja jubilada retira de su plan de jubilación o de su IRA para pagar esos gastos, puede que paguen impuestos sobre esos dólares, sin dejar de mencionar que puede impactar en su costo de vida proyectado.

Las contribuciones al HSA reducen el ingreso sujeto a los impuestos del individuo por el año, lo cual es una distintiva muy atractiva para muchos estadounidenses. Los fondos de la cuenta son sólo para gastos médicos calificados, los cuales pueden variar desde las citas médicas y cirugías hasta el líquido para lentillas. Si los fondos se utilizan exclusivamente para gastos médicos calificados, se mantienen no sujetos a los impuestos al salir de la cuenta también.

Si usted tiene una HSA, asegúrese de maximizar los beneficios de impuestos sobre los ingresos por intereses también. Según el IRS, usted no puede pagar impuestos sobre ingresos devengados por intereses en su cuenta HSA. Fíjese en el porcentaje de rendimiento anual que usted está devengando para asegurarse de que está recibiendo el mejor rendimiento. Actualmente, Notre Dame FCU está pagando el 1.25% APY en nuestros Cheques HSA.

SOPESAR LOS PROS Y LAS CONTRAS

Su salubridad es imprescindible. Recomendamos encarecidamente sopesar los pros y las contras de todas las opciones para la cobertura de salud antes de realizar cualquier cambio o de la apertura de cuentas nuevas. Si usted está interesado en aprender más sobre las HSA o los productos y servicios que ofrecemos, por favor contáctenos al 574-400-4750 o a BusinessDevelopment@NotreDameFCU.com.

Si usted actualmente tiene una HSA con Notre Dame FCU, por favor tome un momento para calificarnos en línea al https://www.hsasearch.com/hsa_providers/notre-dame-federal-credit-union/.

Kim Pedler Certified Health Savings Professional Notre Dame FCU

*Contribuciones de “poner-al-tanto” deben ser depositadas a las HSA separadas de cada individuo, vea la Publicación 969 o póngase en contacto con su preparador de impuestos para orientación específica. Consulte la Publicación 969, su administrador de beneficios, o su asesor de impuestos para más orientación sobre las HSA y las FSA.

APY es Porcentaje de Rendimiento Anual. Saldo debe ser más de $400.00 para devengar intereses. Visite NotreDameFCU.com/rates para tasas actuales. Asegurada por la NCUA.

La designación de Certified Health Savings Professional (Profesional Certificada en Ahorros de Salud) se provee en colaboración con Ascensus y la National Association of Federal Credit Unions (NAFCU).

 

Share

Leave a comment